(0)

Jose Ignacio Plans Bolibar

Asesor y Consultor de Marketing
Jose Ignacio Plans Bolibar Jose Ignacio Plans Bolibar

"Muchas grandes y pequeñas empresas siguen destinando una parte de sus beneficios a ser solidarios."

Jose Ignacio Plans estudió la carrera de Químicas en la especialidad de orgánica en el IQS y al acabar en el año 1969, hizo el Máster de Empresariales en Esade donde le propusieron dar clases (siendo profesor de marketing durante algo más de 10 años en una primera etapa y posteriormente en los años 90 durante 3 años más). Profesionalmente ha sido director de marketing, director general y finalmente desde 1993 consultor de empresas, hasta el 2011 en que realizó su última c.nsultoría en Global Humanitaria y se quedó en Global Humanitaria hasta Junio de 2016

¿Por qué diste el paso de pasar al mundo de la “Solidaridad”? ¿Qué te motivó?

Global Humanitaria contrató mis servicios profesionales para un tema concreto que yo conocía muy bien y al finalizar este trabajo me ofrecieron la posibilidad de trabajar en otro tema que consideré apasionante y finalmente me integré durante algo más de 5 años en GH como responsable de Fundrasing.

Inicialmente consideré mi trabajo en GH como un trabajo más, con el paso de los meses y los años me sentí cada día más involucrado con mi trabajo en GH. Trabajar en GH, una ONG que trabaja en proyectos de cooperación internacional ha significado una experiencia que nunca podré olvidar. Por una parte es un trabajo similar al de cualquier empresa, aunque estás mucho más motivado y ello significa que no te cansas de insistir una y otra vez explicando lo que tu ONG está haciendo. En definitiva una experiencia irrepetible y que me recordó mi primer trabajo como formador de niños aspirantes a entrar en la escuela industrial de Barcelona en una “escuela” de un barrio de barracas a mediados de los años sesenta.

Nadie mejor que tú nos puede dar una visión de la solidaridad como concepto a través de los mundos que has explorado, empresa privada y universidad.

Siempre he considerado que en el ADN de todo ser humano hay la solidaridad. He conocido muchas empresas en las que el empresario y propietario sin tener un departamento de RS, RSC o RSE era mucho más solidario (especialmente con su entorno más próximo) que grandes multinacionales que lo consideran como algo que está presupuestado y que tiene unos objetivos muy concretos.

Jose Ignacio, nos puedes dar una visión personal con la experiencia adquirida durante estos años sobre la situación de la Solidaridad en España.

Creo que somos un país solidario. El otro día oía por la radio que España es de los pocos países que sigue enviando dinero y ayuda material a Ecuador para paliar los efectos del terremoto que sufrieron hace ya algunos meses.

Lo que ocurre es que cada vez hay más causas por las que deberíamos ser solidarios y ello nos conduce a una saturación mental que nunca es buena consejera.

Como experto en Marketing... ¿Por qué se dice que la solidaridad no vende?

Sinceramente, creo que es un tópico porque en nuestro país existen miles de fundaciones, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro y en este sentido podríamos decir que nos encontramos ante un mercado altamente competitivo. Muchas grandes y pequeñas empresas siguen destinando una parte de sus beneficios a ser solidarios. Aunque la crisis económica que hemos vivido estos últimos años ha obligado a restringir los presupuestos de muchas áreas, entre ellos los destinados a solidaridad.

He conocido y apoyado a unas cuantas empresas que desde sus inicios han querido utilizar la solidaridad con alguna causa o entidad sin ánimo de lucro para posicionarse en el mercado.

¿Qué le pedirías a uno de nuestros  políticos respecto a política social?

A una persona que decide dedicarse a la política no le deberíamos pedir nada ya que en teoría son ellos los que deberían conocer mejor que nadie las necesidades de las personas bajo su jurisdicción. En la práctica, desgraciadamente eso no es así.

Acabamos de ser testigos de 2 campañas electorales desde finales del 2015 y la política social no ha sido materia de debate. Por ello la pregunta que me hago es ¿Existe la política social en nuestro país? Y la respuesta es: “sí que existe” aunque los recursos necesarios son inferiores a las necesidades existentes en nuestro país y mucho más en cooperación internacional cuyos presupuestos se han reducido de forma alarmante como consecuencia de la crisis económica que es la excusa perfecta de todos nuestros males.

Sueles tener contactos empresariales siempre en busca de financiación,  ¿Buscas tú esos contactos o te buscan? ¿Cómo comprende el mundo empresarial la solidaridad?

Durante estos 5 últimos años he establecido contactos con más de 150 empresas y todas las grandes tienen su departamento de Responsabilidad Social Corporativa desde hace tiempo y a veces parece que la solidaridad, para algunos, es como un producto de consumo y los que trabajan en las ONG son sus proveedores. Dicho de otra forma si como responsable de un departamento de RSC tengo que establecer una alianza estratégica con una ONG, mi empresa querrá hacerla con una ONG “importante” y ello es una barrera para muchas ONG. En este sentido las Pymes solidarias son mucho más accesibles y es mucho más probable que se enamoren de un “proyecto” de una ONG que trabaja muy bien pero que no es “muy conocida”.

¿Qué harías tú para concienciar a empresas y personas?

¡Comunicar y explicar, comunicar y explicar y comunicar y explicar!  En definitiva mantener una relación lo más estrecha posible con los donantes potenciales pero “manteniendo distancias” con el objetivo de que cuando ese posible donante decida realizar una donación, “YO” (mi ONG) sea la primera persona con la que contacte.

¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción en estos años?

Conocer gente maravillosa y solidaria que está trabajando por un mundo mejor.

¿Qué opinas sobre el emprendimiento social?

Es algo que está desarrollándose en los últimos años. Personalmente he apoyado en estos últimos años diferentes proyectos de emprendimiento social porque considero que el emprendimiento social es una nueva forma de crear riqueza, pero si el proyecto empresarial no interesa (por las razones que sean) al “mercado”, está condenado al fracaso.

Un reto personal…

Seguir trabajando para la comunidad en la que vivo.

Un deseo…

Que me recuerden como una persona que siempre intentó mejorar

Una frase...

“No temo nada, no espero nada, soy libre”

Un consejo…

Participar en los proyectos de una ONG o de una fundación o de cualquier entidad sin ánimo de lucro además de ser una experiencia maravillosa le hará crecer como persona y quizás entender que todos podemos ayudar para que el mundo sea un lugar mejor para vivir.

Por último Jose Ignacio,  ¿A quién nos aconseja que entrevistemos  la próxima vez y porque motivo?

A Carmen Martí de la Fundación Novaterra, merece ser entrevistada antes que yo.

Jose Ignacio, ¡mil gracias!

Recomendar a un amigo
Twitter
Facebook
WhatsApp
Pinterest
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.