(0)

Mª Jose Ferrer San Segundo

Portavoz de Justicia del PP en las Cortes Valencianas
Mª Jose Ferrer San Segundo Mª Jose Ferrer San Segundo

"Siempre he pensado que la política no es un fin en sí misma, sino una vocación permanente de ejecución provisional"

Maria Jose Ferrer San Segundo, Doctora en Derecho y Licenciada en Ciencias Políticas, compaginó su actividad jurista especializada en Derecho Civil con su actividad como profesora universitaria en la Facultad de Derecho. En las elecciones de 1986 ya se presentó en la candidatura al Congreso de los Diputados del Partido Reformista Democrático, del que era secretaria general en la ciudad de Valencia y casi 30 años después aparece de nuevo en el panorama político, siendo actualmente la Portavoz de Justicia del grupo Popular en las Cortes Valencianas.

Música de vocación, llegó a ser violinista de la Orquesta del Conservatorio Superior de Música de Valencia y de la Joven Orquesta de Cámara de España. Una persona polifacética y, además de jurista, presentadora de televisión, contertulia y columnista en diferentes periódicos.

 

María José, tu Currículum parece el de una persona del renacimiento, como he leído en alguna entrevista anterior tuya, pero… ¿Cómo es María José?

Me gusta mucho que me hagas así la pregunta, porque pienso, y a menudo digo, que lo importante no es QUÉ somos, sino CÓMO somos. Es lo queda de nosotros al final de la vida.

Es difícil autodefinirse, pero creo que están cerca de mi perfil la INTUICIÓN, la SENSIBILIDAD, el COMPROMISO, la EXIGENCIA, la EMPATÍA, la RESPONSABILIDAD, el TRABAJO, la ENERGÍA y una combinación, casi por mitad, de RAZÓN Y PASIÓN. En lo negativo, que también hay, el perfeccionismo, la susceptibilidad (porque percibo cualquier gesto), un cierto desorden muy organizado y algo que me gustaría solucionar: dormir mejor. La palabra con la que me siento más identificada es LUZ. Siempre la voy buscando, apartando las sombras. En todos los sentidos. 

 María Jose vuelves a la política casi 30 años después, justamente cuando la clase política está peor valorada por la ciudadanía y aquí, tras analizar tu perfil profesional, me surge la primera duda ¿Por qué lo haces? ¿Cuál ha sido tu motivación? porque realmente tu no necesitas a la política para vivir…..

Mi paso por la política fue fugaz porque aquel proyecto fracasó en las urnas. Siempre he pensado que se presentó a unas elecciones generales demasiado pronto. Era muy joven y, tras el ‘shock democrático’, me dediqué a trabajar y a seguir formándome. En mi profesión de abogado que empezaba entonces, recién salida de la facultad, y a la que me he dedicado intensamente tras décadas. Siempre he pensado que la política no es un fin en sí misma, sino una vocación permanente de ejecución provisional, durante un tiempo.

Pero la verdad es que he tenido vocación pública desde la adolescencia. Soy una ‘niña de la transición’ y durante años alargaba las tardes viendo los debates parlamentarios en televisión. Aún me emociono cuando paso por el Congreso de los Diputados. Así que cuando me llamaron del Partido Popular para estar en su candidatura autonómica de 2015, no estando siquiera aun afiliada (ahora sí que lo estoy, por compromiso con tanta gente que ha dedicado horas y horas de su vida a este proyecto), tuve que decidir en una tarde y dije sí.

Porque la política por vocación ha sido una de mis pasiones toda la vida y porque 2015 era un momento difícil, sobre todo en lo económico y en lo territorial. También lo es ahora.

Mi entrada en política fue rápida, sin notarlo, y espero que la salida también sea así. Dejé todo lo que hacía profesionalmente porque pensé que el tiempo que estuviera debía ser intenso, sin limitaciones ni interferencias. Pero estoy preparada para salir en cuanto perciba que, por cualquier razón, ha acabado para mi ese ciclo.

 Estás de nuevo en la actividad política va hacer ya tres años, ¿Qué diferencias encuentras de hace 30 años ahora? ¿Qué diferencia hay entre un político de hace 30 años y el de ahora?

El momento era distinto y los momentos marcan. Pero si aquél era importante por la complejidad, la ilusión y el compromiso que requería, éste no lo es menos: la situación es complicada y es tiempo de comprometerse, de intentar aportar. Y la ilusión es necesaria siempre.

Ha habido políticos vocacionales en todos los momentos, y los hay ahora. Si algo se echa de menos que hubiera más claramente entonces, es sentido de Estado. Se hizo una transición y una Constitución con un clima de acercamiento, renuncias y consensos, que hoy es difícil siquiera imaginar. Eso es triste y decepcionante. En según qué temas, incluso preocupante.

 Se dice de los políticos que piensan una cosa, dicen otra y hacen otra totalmente distinta, quien te conoce dice que tú no eres así… ¿Cómo estás encajando?

Cada ocupación arrastra sus verdades pero también sus tópicos, y ésta es una de ellas. Hay muchos políticos vocacionales y comprometidos que no responden a este perfil. Nada es perfecto. En todas las situaciones hay cosas buenas y otras no tanto, pero también puedo decir lo mismo de mi profesión de abogado.

Lo importante es trabajar porque haya la máxima concordancia, y en todo momento, entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace. Por coherencia y por sentirse bien.

 Eres una especialista en Justicia, la gran Dama de la balanza equilibrada, tras muchos años de ejercicio ¿sigues creyendo en ella? Mejor, déjame que te lo preguntaré de otra manera ¿qué mejorarías del actual sistema judicial español?

No se puede no creer en la justicia, como no se puede no creer en la sanidad o en la educación. Lo que hay que hacer es mejorarlas.

Porque sí es cierto que la Administración de Justicia es el servicio público más obsoleto, menos modernizado y más olvidado, de todos. Y eso que es también un derecho fundamental del que depende el bienestar de las personas, sus conflictos individuales, la paz en legalidad democrática de la sociedad y hasta la celeridad en el desarrollo económico.

Evidentemente a la justicia le falta modernización tecnológica, digitalización hasta conseguir el ‘papel 0’, inversiones en infraestructuras, reorganización de sus oficinas, acercamiento al ciudadano y, sobre todo, más presupuesto. Y para eso hay que tener conciencia de que es un servicio esencial. Conseguir que sea más eso, servicio, que poder.

Y, por supuesto, podemos hablar de lo que se llama despolitización de la justicia, que no es tanto eso como perfeccionar las vías de acceso al gobierno judicial y a los tribunales. Pero también de desjudicializar la política: que no significa no poner en conocimiento judicial lo que sea realmente punible, sino descartar la tentación de utilizar la denuncia masiva como un atajo para debilitar al adversario político.

El objetivo de un político, independientemente de la ideología que profese, es el “servicio a la ciudadanía” y sin embargo parece que algo falle, porque cada vez parece que exista una brecha más abierta entre sociedad y políticos ¿de qué manera lo solucionarías?

Con cercanía, claridad, humildad, sentido común, sensibilidad y, sobre todo, mucha empatía. Con una política que no recele del diálogo ni se afirme en el enfrentamiento. Menos oportunismo y más autenticidad. Menos marketing y más miradas al interior de las personas. De verdad.

 Hablando de la sociedad actual y desde una perspectiva de ciudadana y madre ¿Cuáles son los problemas que te preocupan más ?

El empleo. En todas las edades y situaciones. Por supuesto el de los jóvenes, que no lo tienen fácil. Pero también las personas de edad mediana que se convierten en parados de larga duración. No quisiera volver a ver una crisis tan grave como la que teníamos en 2011, con España al borde del rescate.

Me preocupa también que esta sociedad no tiene bien resueltos los problemas de la tercera edad, especialmente cuando van acompañados de lógicos deterioros físicos o mentales.

Y en estos momentos, la tensión territorial con el independentismo en Cataluña, y el que haya quienes en la Comunidad Valenciana, quieran, en todo o en parte, y con más o menos disimulo, ir copiando un modelo que ha quedado demostrado no haber llevado allí a la convivencia sino a la fractura social.

En general, me preocupan, y a veces me asustan, el sectarismo, los prejuicios, las filias y fobias, los populismos irresponsables y una sociedad donde se restrinja la libertad de los padres en educación, de los comerciantes, emprendedores o autónomos en economía, o de los pacientes en sanidad.

 Si mañana, al despertar te dieras cuenta que tienes “súper-poderes” y que tienes capacidad para resolver un solo problema ¿Cuál elegirías y porque?

La salud. Porque sin ella, lo demás es relativo.

Debemos  preguntarte por la  “Justicia Social” y por aquellos que luchan por ella, tratando de aportar igualdad de oportunidades ¿no consideras que se trata de una asignatura pendiente de los partidos políticos ?

Es un reto de la sociedad en su conjunto, no sólo de los partidos. Hay que ampliar al máximo, e igualar, las oportunidades en el punto de partida, sobre todo en la educación. Lo de igualar en el punto de llegada ya es más discutible, porque depende de otros factores como el esfuerzo. Aunque, en todo caso, hay que aplicar mecanismos de corrección para las personas en situaciones especialmente vulnerables: debe haber una sólida ‘red’ social que impida su caída. En tres direcciones: prevención, asistencia y reparación.

 Acabamos de lanzar una campaña reivindicativa en apoyo de ONGs, Asociaciones y Fundaciones sin ánimo de lucro, en el portal change.org, solicitando un apoyo más decidido del Gobierno español junto a otros partidos políticos para crear una auténtica cultura de de la Solidaridad en España, ¿nos apoyas ? ¿Qué opinas?

 (https://www.change.org/p/gobierno-de-espa%C3%B1a-ayudemos-a-los-que-ayudan)

 

Pues que la firmaría. Aunque pienso debiera dirigirse a todas las Administraciones Públicas y no solo al Gobierno, sea quien sea el titular de unas y otro, porque precisamente la materia social es competencia no solo del Estado, sino también de Comunidades Autónomas e incluso municipios.

 María José, nuestras preguntas cortas :

Un libro……Me resulta muy difícil señalar un solo libro, porque los que en algún momento te pueden haber impresionado, tiempo después los ves con otra perspectiva. Pero si he de citar uno, ahora mismo estoy en pensando en “Rayuela” de Julio Cortázar: por la originalidad de su propuesta y porque convierte al lector en protagonista, con varios itinerarios y distintos finales. Eso me gusta: que todo es relativo.

Un personaje al que admires………Leonardo Da Vinci. No tanto por su vida como por su obra, tan polifacética.

Una frase o cita con la que te identifiques…….Dos: “Más sabio es el que sabe que no sabe” de Sócrates; y “Lo hicimos, porque no sabíamos que era imposible” (Einstein)

Qué valoras de una persona……Sin lugar a duda, la bondad. Lo que más. Es un valor superlativo que no siempre valoramos lo que merece.

Un reto……Escribir una novela sobre el sentido de la vida, que empecé hace mucho tiempo. Y, a continuación, componer la música para escuchar mientras se lee la novela. Pero como sé, o creo, que es lo último que haré en la vida... lo voy a dejar todavía esperando. Ya llegará su momento.

 Espero que hayas podido echar un vistazo a nuestra web, www.mercadillosolidario.com, ….. un consejo Mª Jose.

Sería un atrevimiento por mi parte dar consejos sobre algo en lo que vosotros tenéis más conocimiento, experiencia y dedicación. Me parece una buena ventana de interconexión. Fácil, intuitiva, diversa y, lo más importante, con un objetivo social. Y conectando con las personas, a través de la sociedad civil, en secciones como ésta. Así que más que consejos, lo que tengo es que daros las gracias por contar conmigo.

 María José, queremos agradecerte de corazón que hayas aceptado nuestra entrevista: otros políticos nos dijeron que sí y nunca nos dieron  la oportunidad, y eso dice mucho de una persona como tú, cercana, sencilla y con un claro compromiso social. Mucha suerte en lo que estamos seguros será el principio de una trayectoria política  impecable.

Recomendar a un amigo
Twitter
Facebook
WhatsApp
Pinterest
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.