(0)

Mª Teresa Antón

Fundadora de ONG Terra Pacifico
Mª Teresa Antón Mª Teresa Antón

"No hay mayor felicidad que la entrega desinteresada a los que nos rodean"

Hace ya más de un año que Mª Teresa nos dejo, hoy su hijo mayor Julio, el mayor de sus otros dos hijos Javier y Mª Teresa ha completado esta entrevista que en su momento tuvimos preparada y no fuimos capaces rellenar por su estado de salud.

Yo tuve la suerte de conocer a Mª Teresa y nunca he desistido de tener su entrevista aunque fuese de manera póstuma, porque realmente ella simboliza nuestra sección “Mis Héroes”, personas que ayudan a otras personas, personas que encarnan el ejemplo de lo que significa la solidaridad, el amor al prójimo, la humildad, la humanidad, la fortaleza, el cariño, personas  que desprenden luz… todas estas son cualidades que reunía esta irrepetible persona, fundadora y Presidenta de la ONG Terra Pacífico.

Os invito a conocer a esta magnífica persona a través de los ojos de uno de sus hijos, disfrutar de esta entrevista.

 

En primer lugar muchos se preguntarán quien es Teresa Antón ….

Teresa Antón fue una mujer entregada a todos los que tuvo alrededor, en especial su marido Julio, sus hijos y muy particularmente todos aquellos que se acercaron a ella necesitados. Estudio magisterio y ejerció de maestra muy pocos años dedicándose entonces a la familia y a regentar un ultramarinos.

Son muchos años dedicados a la SOLIDARIDAD,  a ofrecer parte de su vida a los demás , por favor le rogaría que contestara a las siguientes preguntas :

¿ Cual fue el catalizador, lo que le movió a dedicar gran parte de su tiempo a ayudar a otras personas ?

El catalizador fue ver el sufrimiento de muchas personas y en particular el de la gente joven. El sufrimiento debido a necesidades básicas que en nuestro mundo hubieran sido resueltas muy fácilmente.

Todo empezó en un viaje a El Salvador con mi marido al visitar una obra Salesiana en uno de los barrios más degradados y pobres entre los pobres.

A El Salvador le siguieron países como Argentina, siempre en colaboración con la obra Salesiana.

¿ Que es lo que le motiva a seguir en la brecha ?

Siempre se ha dicho que el que más recibe es el que da, y Mª Teresa vivió esta experiencia. Fue feliz ayudando a quien se encontraba en el camino y encontró un motivo para abrir su mundo, entablar grandes amistades y hacer este mundo un sitio un poquito mejor.

Teresa, lleva mucho tiempo en esto, me imagino que durante este tiempo, habrá tenido “alegrías” y muchos tragos amargos, por favor háblenos de ello.

La mayor alegría siempre fue ver que personas con grandes necesidades mejoraban su vida gracias a pequeños gestos de personas en España. La construcción de casas en pueblos destruidos por huracanes, el pago de estudios a personas con capacidad y sin recursos, poder salvar vidas gracias a medicamentos que traíamos en cada viaje….tantas experiencias.

El peor trago fuer ver desaparecer toda la cooperación española financiada con fondos públicos debido a la crisis.

¿Cómo ve su familia ese tiempo, (dicen que es el bien más preciado de las personas) que ha dedicado y dedica a los demás  ?

Mª Teresa fue una persona activa, vital. Gracias a su ilusión atendió a todos aquellos que se acercaron a su vida, y por supuesto a su familia. Su día tenía más horas que las que marca el reloj-

Generalmente las personas pensamos que la solidaridad es responsabilidad de otros,… de los políticos o de las grandes empresas ¿Qué le diría a una persona ?

Que no hay mayor felicidad que la entrega desinteresada a los que nos rodean.

¿ Variaría algún aspecto en la educación de nuestros hijos ? ¿ lo hacemos bien ? ¿El pensamiento solidario es responsabilidad nuestra o de los políticos que nos dirigen ¿

Sólo se puede contagiar los valores, lo que vale la pena, desde la experiencia de cómo estos valores hacen que la vida mejore, sea más vida, más auténtica. Y eso exige entrega continua pero sobre todo convivencia.

Su labor humanitaria ha estado centrada en El Salvador, muchos pensarán el porque allí tan lejos y porque no haber dedicado ese tiempo aquí cerca donde también hace falta.

La labor humanitaria hace falta en todas partes. En la época que me tocó vivir tal vez esta labor fuera mucho más obvia, más sencilla de detectar por las grandes necesidades existentes en El Salvador. Los pobres eran muy pobres y cualquier cosa que hacía por ellos mejoraba inmediatamente su vida. Tal vez en España en aquel momento tendría que haber sido una persona especializada para poder ayudar.

Mil gracias Julio,….., mil gracias Mª Teresa 

Recomendar a un amigo
Twitter
Facebook
WhatsApp
Pinterest
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.